[…] Sabemos que la llegada de un niño revoluciona la vida para todos. Los dos futuros, y todas las personas que los rodean. De repente, todo el mundo quiere colaborar en compras de cosas para niños, todo el mundo está de acuerdo, y todo el mundo quiere entrar en las cosas más íntimas. Podemos comprar una cuna en Carrefour o la típica cuna colecho de Ikea. […]

Responder