Saltar al contenido

El Reino del Revés

mayo 21, 2018
el reino del revés

“El Reino del Revés” es una poesía cantada infantil del dúo argentino Maria y Leda, de 1960. El tema de esta canción es un mundo donde las cosas y las personas tienen capacidades opuestas al nuestro. El texto es el siguiente:

Poesía el Reino del Revés

Me dijeron que en el Reino del Revés
nada el pájaro y vuela el pez,
que los 
gatos no hacen miau y dicen yes
porque estudian mucho inglés.

Me dijeron que en el Reino del Revés
nadie baila con los pies,
que un ladrón es vigilante y otro es juez
y que dos y dos son 
tres.

Me dijeron que en el Reino del Revés
cabe un oso en una nuez,
que 
usan barbas y bigotes los bebés
y que un año dura un mes.

Me dijeron que en el Reino del Revés
hay un perro pekinés
que se cae para arriba y una vez
no pudo bajar 
después.

Me dijeron que en el Reino del Revés
un 
señor llamado Andrés
tiene 1.530 chimpancés
que si miras no los ves.

Me dijeron que en el Reino del Revés
una araña y un ciempiés
van montados al 
palacio del marqués
en caballos de ajedrez.

Vamos a ver cómo es
el Reino del 
Revés.

 

Esta poesía está llena de imágenes que permiten al niño desarrollar su imaginación. En efecto, es un texto escrito de forma muy simple con estrofas muy cortas que permiten dar un ritmo muy sostenido a la canción y mantener la atención, pero hablaremos de la melodía un poco más abajo.

Cada estrofa empieza por la frase “Me dijeron que en Reino del Revés”, lo que da por creer a los niños que es un sitio que pueda existir, por la presencia del “me dijeron”, que les soñara como un hecho relatado y así permitirles imaginar mejor cada cosa contada y obtener mayor reacción. Además cada hecho relatado son cosas básicas, simple de imaginar para los niños.

 

La palabra “imaginación” es recurrente tratando de esta canción porque creo que es el objetivo de esta canción, desarrollar este rasgo tan importante de la niñez y permitirles viajar por este mundo contado. Además, permite obtener una reacción diciendo que es imposible que por ejemplo un gato hable inglés o hacerles darse cuenta que “dos y dos no son tres”, y así crear una complicidad con él, preguntándole por qué piensa eso y se puede instaurar un tipo de juego imaginativo.

 

Al final si, para mi esta canción es una invitación a viajar en un mundo imaginario donde casa elemento no funciona o no encaja con su “versión” donde vivimos y eso se refleja por la última frase “vamos a ver cómo es el reino del revés”, dejando entender que se pueden ver más cosas y permitir un ejercicio con los niños, él de seguir imaginando más hechos que podían existir en este Reino. Hasta se puede realizar este “ejercicio” siguiendo cantando, gracias al ritmo fácil de acordarse y muy marcado.

 

Es muy rítmica. La frase que sirve de estribillo es muy melodiosa y las estrofas son más picadas, casi habladas, lo permite jugar con las entonaciones al momento de cantar los hechos que pasan en el reino y así captivar la atención de los niños e intentar convencerlos que si, esto puede existir.

 

Esta canción de los años 60 sigue hoy en día un “clásico” dentro de las canciones infantiles por todos estos temas desarrollados, captivar al niño a través de su imaginación. Así que para mí, ¿por qué esperas escucharla con tu hijo/a, nieto/a, sobrino/a o cualquier otro niño? Hazle descubrir esta bonita canción, cantando con él y por qué no, inventar crear nuevos párrafos con él e instaurar la complicidad que os puede dar este tema.

El Reino del Revés
Valora el artículo