Saltar al contenido

Formas de Vestir a un Niño

diciembre 21, 2017

Las prisas acostumbran a acompañarnos por las mañanas: hay que llegar puntuales al colegio y al trabajo, pero obtener acicalar a los pequeños desprovisto demorarnos resulta a menudo demasiado complejo, especialmente si son bebés o niños menores de cinco o seis años. Hoy os traemos algunos truquillos y consejos para calzar rápido a los pequeños de el piso.

Elegir indumentaria cómoda y fácil de poner. Este punto empieza en el momento de comprarles el atuendo, ya en la tienda debemos desear adoptar ajuar fácil de poner, con cuellos, mangas y pantalones anchos o bien flexibles. En lo que se refiere a los cierres, en el momento que los niños son pequeños es mejor elegir corchetes o bien velcros, ya que son más fáciles de ajustar que los botones.

Arreglar las prendas. Debemos desear tener el armario de los niños bien exacto, con el atavío colocada siguiendo un criterio, en función de lo que nos facilite escogerla rápidamente, así sea por conjuntos, colores, actividades…

Dejar el atavío preparada. Para ahorrar años, a través de hebdómada lo mejor es dejar preparada la ropa la anochecer precedente, escogida como el duración que vaya a hacer y de las actividades del chico parar ese día. Si son bebés o aún no se visten solos, lo mejor es dejar las prendas preparadas por orden: primero la lencería y calcetines, posteriormente la superior, luego bragas y faldas, y finalmente los zapatos (dejarlos además preparados, bien abiertos y con los cordones desabrochados).

Ataviar al mismo tiempo. En el tiempo que los niños hoy se visten solos, si les ladera darse prisa podemos acostumbrarlos a vestirse simultáneamente con nosotros, de esta forma les mostramos cómo nos ponemos el atavío y al mismo tiempo esto puede motivarles.

Alabar sus esfuerzos y logros. Tanto si les ayudáis a ataviar como si lo hacen solos, es importante animar a los pequeños a hacerlo veloz y bien, con lo que no os olvidéis de alabar en ocasiones sus esfuerzos, estaréis fortaleciendo sus conductas positivas.

Formas de Vestir a un Niño
Valora el artículo