Granitos en la Piel de un Bebé por el Calor, Lactancia…

Los bebés no son una excepción en la salida de los granitos en su piel, al contrario, al tratarse de un organismo tan delicado, un bebé realmente es más propenso a que le salgan granos.

   Los granitos son resultado de que el cuerpo expulse toxinas por la piel a través de depósitos de grasa. Aunque no debes preocuparte, es algo normal que salgan y realmente es mejor que esas toxinas sean expulsadas, debido al daño que de otra forma podrían provocar a largo plazo en el interior del cuerpo del bebé.

    Hay que tener presente que todos los alimentos, incluyendo la lactancia materna, tienen toxinas y es cuando el cuerpo no puede eliminarlas bien por otra vía que lo hace mediante esos depósitos de grasa que llamamos granitos.

    Comúnmente se eliminan suficientes toxinas mediante la evacuación, micción o transpiración. Básicamente los granitos se presentan en la piel del bebé como resultado de que su alimentación contiene más toxinas de la que su cuerpo puede eliminar por otra vía, aunque no se trata de algo grave en absoluto.

Como tratar los granitos en la piel de un bebé:

    Para eliminar los granos, un posible método es un lavado exhaustivo de la piel, pero ten cuenta lo delicada de la piel de tu pequeño, por lo cual es algo que debe hacerse con delicadeza. Para esto recomendamos el uso del jabón de panela en pequeñas cantidades, debido a que reseca la piel y al fin y al cabo los granitos de tu bebé son depósitos de grasa que precisamente es absorbida fácilmente por este tipo de jabón.

   Este método es efectivo tanto en bebés, como en niños, adolescentes y adultos. Resulta económico, rápido y seguro.

    Pero recuerda que en el caso de un bebé, por muy graso que sea el tejido de su cutis, es preferible utilizar pequeñas cantidades de este jabón, a diferencia de lo que sería con un adulto, después de todo: no queremos que la resequedad sea excesiva.

    También debes asegurarte de retirar todo rastro de jabón de su piel con el agua, como en cualquier baño, sólo que en este caso es más importante, por el asunto de la resequedad.

 ¿Por qué la lactancia materna puede producir granos?

    Las toxinas que haya consumido la madre, pasan a estar contenidas dentro de la leche materna, además, hay que tomar en cuenta que es un alimento rico en grasa, lo cual, debemos aclarar: no es malo y resulta completamente normal, siempre y cuando la madre se alimente de forma sana y evite vicios como el cigarrillo.

    Básicamente si estás dando de amamantar a tu bebé, debes cuidar en extremo lo que consumes, porque simple y sencillamente eso es lo que vas a dar de alimento a tu bebé a través de la lactancia materna.

¿El calor puede producir granitos en la piel de un bebé?

    Aunque el calor seca los granitos, hay que tomar en cuenta que la elevación de la temperatura acelera los distintos procesos fisiológicos del cuerpo, esto incluye las glándulas que excretan la grasa, lo que hace que a la larga a cualquiera que se exponga al calor a largo o mediano plazo, le salgan más granos que en un ambiente que se mantiene frío de forma de general. Los bebés no son para nada la excepción a esta regla, al contrario, ellos son más vulnerables, debido a la delicadeza de su piel.

    Por esto es importante evitar exponerlo directamente un sol intenso, en especial si vives en un país con estaciones climáticas y ya te encuentras en verano o en una zona especialmente caliente de un país tropical.

    Por supuesto, la adaptación al clima también es una cuestión de costumbre para el organismo, para las personas en países tropicales, una temperatura de 20 C° es completamente normal y de hecho resulta relativamente fresca. La cuestión con esto es cuando el calor es lo suficientemente elevado como para hacer sentir incomodo al cuerpo.

    De cualquier forma, ten presente siempre que, para evitar una salida extrema de granos, se debe evitar lo más posible la exposición a las altas dosis de calor.

¿Cómo prevenir los granitos en un bebé?

Dependiendo de su etapa de desarrollo, un método puede ser aumentar su actividad física para así hacer que bote las toxinas mediante el sudor: esto se puede lograr jugando con él.  Como ya hemos mencionado, un ambiente refrigerado es una excelente opción y como podrás inferir con la información que hemos dado, hay que cuidar su alimentación y en el caso de ser un bebé lactante, es importante el cuidado de lo que consume la madre.

Conclusión

    Tanto para los bebés como para el resto de los seres humanos, es muy importante alimentarse apropiadamente en lugar de sobrecargar el cuerpo de toxinas. Esto aplica sin importar la edad o el sexo del individuo y va más allá de la existencia de los granitos, al fin y al cabo, el cuerpo responde, entre otras cosas, según lo que consume. En el caso de los bebés, es aún más importante porque sus organismos son sumamente delicados.

    Los granitos son algo normal y no son un tema para preocuparse en caso de que salgas, sin embargo, si quieres que tu bebé conserve una piel libre de granos, ya te hemos proporcionado la solución con el simple consejo de bañarlo con jabón de panela. Este consejo es efectivo inclusive en el caso de los adolescentes que son los que suelen sufrir más de granos, no sólo es algo que se límite a los bebés.

    El calor puede ser un enemigo a mediano y largo plazo si no quieres granos en la piel de tu bebé, por esto y otras razones, mantén su cuerpo refrigerado moderadamente.

    El consejo de aumentar su actividad física mediante el juego, puede ser más efectivo cuando ya ha aprendido a caminar, más aún si ya es capaz de correr. Además, la recreación es importante para la salud mental de todos los seres humanos.

  

Granitos en la Piel de un Bebé por el Calor, Lactancia…
5 (100%) 1 vote

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies