Saltar al contenido

Vacunas ¿Para que sirven?

septiembre 30, 2018
para que sirven las vacunas

Antes que nada tenemos que decir que la vacunación es el proceso de introducir en el cuerpo una mínima dosis de un agente patógeno, con el objetivo de que el cuerpo desarrolle defensas contra él y de esta forma esté inmunizado.

 

La importancia de las vacunas viene del hecho que permiten prevenir enfermedades como el sarampión, el tetanos, entre otros. Cuando no existían, morían millones de personas ante la propagación de estás enfermedades, no cabe duda de que las vacunas han sido una excelente herramienta para evitar estas tragedias masivas que han azotado a la humanidad a lo largo de su historia.

Pero ¿para que sirven las vacunas?

Es una prioridad para la humanidad promover la expansión de la administración de vacunas en todo el mundo. Se sabe que hoy en día cerca de 22 millones de niños no están vacunados y parte del motivo de esto es la falta de suficiente desarrollo por parte de muchos países. Los recursos para llevar a cabo el proceso no son iguales en todas partes del planeta por lo que quizá es un poco útopico intentar que todos estemos vacunados.

 

En este punto podemos decir que lo principal es aportar tu propio grano de arena asegurandote de que tú y todas las personas cercanas a ti estén vacunadas.

 

Algo que también hay que tomar en cuenta es la paranoía de muchos grupos anti-vacunas generando mensajes falsos que al final no hacen sino perjudicar a la civilización humana, en algunos casos incluso provocando muertes por culpa de su ignorancia. Muchos creen que la invención de las vacunas es sólo una conspiración de los gobiernos y las compañias farmaceuticas para extraerles dinero, pero la realidad es que son necesarias como una medida prevención que salva vidas.

 

En algunos casos, como el del sarampión, se sabe que mientras que mediante la vacunación se había eliminado el surgimiento de la enfermedad, el hecho de no estar en medio de una epidemia, como resultado del mismo éxito de la vacuna, irónicamente ha hecho que la gente se confie ante la aparente ausencia de peligro haciendo que la tendencia a no vacunarse termine por provocar el resurgir de la enfermedad en numerosos casos.

 

Por otra parte, las vacunas no siempre están disponibles y en el caso de algunas personas, se podría decir que nunca las tienen a su alcance. Lo cual es un problema que aún hoy en día sigue presente.

 

A esto se le suma el hecho de que en algunos países como USA parece haber cierto grado de discriminación por el color de piel o la nacionalidad de origen de algunos de sus habitantes al momento de la distribución de las vacunas. Esto es claro reflejo de que en ciertas partes del mundo aún predomna el racismo y la xenofobia, hasta el punto de de que no les importa que las personas de estos grupos reciban la atención necesaria para evitar enfermedades que bien pueden ser mortales.

 

En sí, se puede decir que la gran utilidad de las vacunas en la prevención de ciertas enfermedades, por lo general sumamente contagiosas, que pueden atentar contra la vida de las personas, incluso de forma masiva. Probablemente de no ser por las vacunas, el nivel de problación humana actual en el mundo sería mucho menor, debido a la creciente tasa de muertes resultante. Pero a pesar de esto hay gente que está contra de la vacunación, de la misma forma que incluso hay personas que están totalmente en contra de las compañias farmaceuticas e incluso de la medicina moderna en sí.

 

Parte de la intención de este artículo es hacer un despertar de conciencia acerca de la gran importancia que tienen las vacunas y algo que debemos aclarar es que si bien hay vacunas que el criterio médico dice que no se deben aplicar después de cierta edad, las vacunas no son sólo para niños. Siempre se tiene un criterio, un control y un proceso de administración al momento de distribuir las vacunas, no son algo que se deba tomar a la lijera.

 

Si aún no estás vacunado contra alguna enfermedad, te invitamos a consultar esto con tu médico y si es necesario, recibir la vacuna. Recordemos el hecho de que es mejor prevenir que lamentar. También es importante que te asegures que los niños reciban sus vacunas, de esta forma estás protegiendo su salud, uno de los aspectos más importantes de la vida humana.

 

Gracias a las vacunas es que muchos de nosotros nacimos, dado que muchas generaciones anteriores a la nuestra pudieron haberse extinguido ante la propagación de estas enfermedades de no ser por este gran recurso médico que tenemos desde hacía ya varias decadas.

 

Por supuesto no todas las enfermedades pueden ser prevenidas mediante vacunas, de otra forma sólo nos dedicariamos a ser vacunas y así erradicarlas por completo y a estas alturas no existirían las clinicas y hospitales. Pero no cabe duda de que la vacunación es necesaria para todas las personas del mundo y forma parte de lo que necesitamos como civilización. Por esto es tan importante que se expanda el proceso de vacunación, hasta que en un futuro, quizá tras varias generaciones, todos los seres humanos estemos vacunados. Además aún hoy en día hay epidemias de algunas enfermedades que en ciertos casos se podría desarrollar una vacuna.

 

Recuerda, estar vacunado es un asunto serio e importante que no debe ser omitido. Es necesario tener un sistema inmunológico preparado con anti-cuerpos, si bien es inevitable enfermarse a lo largo de nuestras vidas y por eso la atención médica en general siempre será necesaria, no hay porque restarle importancia a esas enfermedades que se pueden prevenir mediante vacunas.

 

Cada aspecto de la salud es sumamente importante, no olvides que incluso si no amerita la muerte, el hecho de enfermarse puede impedir que trabajes y hacerte pasar un muy mal rato. Antes que pasar por todo eso, es mucho fácil recibir la vacunación.

 

Te agradecemos que hayas leído hasta aquí y que tomes en cuenta esta información a modo de reflexión. Sin más que añadir, te deseamos un feliz día.

Vacunas ¿Para que sirven?
Valora el artículo